It Ends with Us, de Colleen Hoover: Una mirada a la violencia doméstica



Hace un tiempo escuché de Colleen Hoover y, siempre, en términos tan elogiosos que temía acercarme a alguno de sus libros -no quería llevarme un chasco con una historia sobrevalorada- y aunque tenía curiosidad, no fue sino hasta hace poco que me arriesgué a leer justo la novela por la que ponían a la autora en un pedestal.

Hay muchísimas reseñas sobre Its Ends with Us, y ninguno de las que leí menciona el punto fuerte de la novela, así que lo haré yo en esta reseña-comentario-crítica por lo que advierto:

Este post contiene spoilers de Its Ends with Us



Los personajes

Lili es la protagonista. Proviene de un hogar en el que la madre era víctima de violencia doméstica por parte de su esposo, el padre de Lili. De adolescente tuvo un primer amor que la marcó, Atlas, un muchacho sin hogar al que ayudó a sobrevivir durante una temporada.

Ryle es el interés amoroso actual de Lili. No puedo decir que sea el protagonista masculino, porque, en todo caso, sería el antagonista. Es un neurocirujano ambicioso y encantador al que Lili conoce una noche y del que se enamora casi de inmediato.

Los personajes secundarios me parece que están de relleno ya que no cumplen ninguna función realmente importante en la novela.

La trama

It Ends with Us no es una novela romántica, lo que resulta sorprendente dado el público a que está dirigido (Young Adult o New Adult). Yo más bien la clasificaría dentro del género drama, pues el tema en torno al que gira la historia es la violencia doméstica o violencia de género.




Comienza como una novela romántica al uso, con Lili y Ryle conociéndose y sintiendo el típico -y absurdo- flechazo, pero luego la narración da un vuelco cuando Lili descubre que Ryle, el hombre del que está enamorada, tiene una faceta oscura que ni el mismo comprende. Y aunque sí hay un hecho traumático en el pasado de Ryle, no se usa para justificar su accesos violentos, como sucede en ciertas historias en las que se pretende justificar la actitud detestable de los "chicos malos".

Lili y Ryle llegan a casarse y durante un tiempo todo va de maravilla, hasta que ocurre un incidente en el cual Lili resulta lastimada, y que, sin embargo, deja pasar por considerarlo producto de una reacción involuntaria. Pero, con el tiempo y un par de sucesos en los que las reacciones violentas de Ryle son cada vez más terribles, y totalmente conscientes, Lili entiende que aquello es claramente una situación de maltrato.

Comentarios y crítica

Desconcierta un poco la forma en que cambia el tono de la novela casi de golpe, con el primer incidente violento de Ryle en medio de una muy tópica narración romántica, y más por la forma en que ella intenta racionalizar el hecho haciendo hincapié en que Ryle no es como su padre.

Es cierto que, quitando sus arrebatos de furia y violencia, Ryle puede resultar encantador, pero desde el primer momento demuestra la patología del golpeador celoso, posesivo, que, tras su ataque, se deshace en disculpas, minimiza el hecho y miente descaradamente para ocultar lo que hizo.

Por otro lado, el enamoramiento entre él y Lili resulta tan irreal y precipitado (¡Ryle no quería saber nada de relaciones formales, pero al par de meses de conocer a Lili, y con contados encuentros entre ellos, está loco por casarse con ella!) que ese amor tan tremendo que dicen tenerse no tiene sustento y parece más bien un flechazo adolescente o pura y simple atracción sexual.

A pesar de ello, me parece que está bien llevada la carga dramática de la novela, en cuanto a lo devastador que resulta vivir una situación de violencia a manos de una persona en que se tenía absoluta confianza, y más cuando se viene de un hogar en el que se sufrió lo mismo. Estos temas permiten un nivel de lectura más profundo y reflexivo.

Me gustó sobretodo el hecho de que Ryle, el personaje masculino, el chico lindo casi perfecto, terminara siendo el antagonista, (eso se ve a menudo en la vida real), pero sí que me fastidió el que, al final, se le tratara con cierta benevolencia. También me pareció interesante la faceta introspectiva de Lili, en la que nos muestra su confusión, sus miedos y sus traumas.

En resumen, Its Ends with Us mejora más o menos en la mitad del libro y se libra de lo romántico superficial para convertirse en la narración dramática de una mujer víctima de violencia doméstica. Para mi no es la maravilla que pregonan por ahí, pero, por momentos, sí que conmueve, además de tener mérito por el tema que toca, y en gran medida por la forma en que lo hace.

¿Recomiendo esta novela?

Sí. Sobre todo si te gustan las novelas dramáticas y te interesan los problemas sociales actuales como la violencia.

Etiquetas:

Share:

0 visitantes opinaron

Gracias por escribir. Me comunicaré contigo tan pronto lea tu mensaje. ¡Ten un buen día!